Viaducto la Polvorilla, Salinas y Hornocal

Viaducto la Polvorilla y Salinas Grandes

Este es el circuito de los contrastes. Texturas, obras que demuestran lo que la voluntad humana puede hacer y una paleta de colores que nos va a quitar el  aliento.

Apenas despegamos, rumbo al oeste, podremos observar la Quebrada del Toro, donde las vías del famoso tren a las nubes, nos acompañan durante el recorrido. Luego de cruzar San Antonio de los Cobres, el asentamiento más populoso de la Puna, sobrevolamos el viaducto de la Polvorilla. Una obra que forma parte del ramal C-14 y que es mundialmente conocida por formar parte del paseo de unos de los trenes que ruedan más alto en el mundo. Desde allí viramos al norte y continuamos vuelo hasta las Salinas Grandes, el salar más grande de la Provincia de Jujuy, que baña de blanco esta región altiplánica. Luego ya rumbo al noreste y con la luz ideal de la tarde, nos encontramos con las serranías del Hornocal. Una cadena de montañas ribeteada por una docena de colores dada su formación calcárea, que expone diversos minerales. Puedes formar parte de un pequeño puñado de privilegiados con la vista aérea de esta maravilla natural, ubicada en la Quebrada de Humahuaca.

La ruta nos devuelve a Salta no sin antes sorprendernos una vez más al internarse en la selva de Yunga, con una explosión de color verde entre los cerros. 

Arribo al aeropuerto de la ciudad de Salta.

Información Técnica

  • Horario de partida desde el aeropuerto de Salta 14:30 horas
  • Horario de arribo a Salta 16:00 horas
  • Distancia recorrida total: 540 km